Nos lo prohibieron todo.

Caminar de la mano, sonreírnos como siempre nos sonreíamos

Mientras saboreábamos un sorbo de café

en cualquier terraza, en cualquier parte,

y nos regalábamos esos besos que a veces fueron interminables…

Nos lo prohibieron todo,

vernos, contemplar la luna de medianoche,

un abrazo de alma a alma o reírnos juntos al mar,

ese mar que ahora me prohíben ver pero no recordar…

Nos lo prohibieron todo

Hasta cerraron todos los bares para que te dejara de querer…

Nos lo prohibieron todo

Pero sólo fue papel mojado…

¡Cómo prohibir que los pulmones respiren o el corazón deje de latir!

Javier L. García Moreno

05 noviembre 2020