SONRISAS OCULTAS
 
Otro día más, dando vueltas por mi barrio. Por calles sin nombre. Ya no veo sonrisas ni otros ojos ven la mía. Ocultas bajo las mascarillas que han amordazado la alegría. La expresión de la vida. Ahora solo me cruzo con cuerpos sin rostro. Con miradas huérfanas y perdidas.
Así una mañana tras otra. Una tarde tras otra.
Pero siguen nuestros pasos sin reconocerse en la multitud. Quizás nos cruzáramos en alguna esquina, en cualquier acera, cara a cara, máscara a máscara, pero nunca lo sabremos.
Y seguiré sin saber que eres tú. Sin encontrar tus labios. Sin esos besos perdidos. Siguiendo, los dos, rumbos errantes y a ninguna parte por el barrio de las oportunidades perdidas…
 
© Javier L. García Moreno
17 mayo 2020