«MIRADA CONFINADA»

«Ayer reías, tu luz brillaba y sacabas lo mejor de mí,
Ayer, día en que me cegó tu resplandor, antes de que cerraras
todas las puertas mientras yo aún te soñaba con una sonrisa…
Ayer reías, hoy te encierras en ti misma, y deseas
que toda esta pesadilla pase para volver a ser la misma que decías ser,
que todas las noticias digan que puedes volver a la vida…

Ayer reías, tal vez fue un fugaz espejismo, de esa mujer
fuerte y decidida que creía que había dentro de ti, luminosa
y desbordante de vida y alegría como una llama incesante
Pero ahora eres negación, silencio, tristeza y evades y te molestan
los halagos, las buenas palabras, la ilusión, anclándote en los recuerdos,
dejándote secuestrar por este presente que has decidido sufrir…

Ayer sonreías pero ahora solo me llega tu tristeza silenciosa y tu creciente lejanía…»

© Javier L. García Moreno
24 abril 2020
Escrito en tiempos de confinamiento