CRÓNICA 8 DE MARZO EN LAS VÍAS…

Murcia. Una marea de orgullo, pasión, inconformismo, cánticos y manos al aire, llegó a las vías, cruzando la ciudad, como una catarata femenina de miles de mujeres en lucha y carteles al viento.

Pero la realidad es desoladora junto a las vías, “zona cero”, paso a nivel de Santiago el Mayor.
Como un abismo al final de un falso edén. La amarga realidad está en manos de un iluminado con aires de rancio emperador.
179 días y noches espoleando un muro policial que ayer se convirtió casi en infranqueable, un peligrosísimo embudo.

Cientos de personas agolpadas, atónitas, anonadadas, en un insufrible y peligroso tapón. ¡Me siento entre amigos entrañables, entre vecinos y hermanos que admiro y aprecio sin apenas conocerlos, tan desconcertados y furiosos como yo!
A veces hay que calmar a esa amiga o a ese amigo con una mano en el hombro o una cálida sonrisa.

Y veo un ejército de policías en formación, cuadrados frente a la Acampada, protegiendo un muro de hormigón que quedaba a sus espaldas.

¡Qué curioso, no puedo evitar sonreír!

Tras los robustos policías, una solitaria bandera murciana. Cantonal y “estelada”.
¡El pueblo murciano de las vías, soberano!  puesto en pie e inconformista ante su fatal destino señalado desde Madrid, simbolizado en ese retazo de tela roja, blanca y azul, desafiante, colgando de la valla.

Luego confusión. Una ambulancia que alcanza las vías por la zona sur y se queda, con las sirenas ululando. Las noticias van saltando de boca en boca, de whatsapp en whatsapp, desde el sur al norte.

¡Han golpeado a un chico que ha tratado de defender a unas chicas, comentan!
Luego nos apiñamos para tratar de pasar al otro lado de las vías, a la zona sur.
Hileras de policías y el propio tren pasando de vez en cuando frena el avance. Dicen que sigamos pero nos paran. Finalmente, al tercer intento, y entre protestas femeninas, logro cruzar las vías flanqueados por uniformados a ambos lados.
Luego más cánticos en el otro lado, más nervios. Los policías en un momento dado se ponen los cascos, gesto que enciende más los ánimos de los vecinos.

Enfado, desconcierto, ira, contra los de arriba que han decidido otra noche más unas vías y unos barrios del sur tomados por las fuerzas de seguridad.

Regresé a casa. Atrás se quedaron esos vecinos y murcianos de las vías. Esas buenas gentes, tras una noche con los nervios y la emoción a flor de piel, que no van a tirar la toalla.
La razón y la justicia, les asiste.

Por © Javier L. García Moreno

Escritor y autor de LA GUERRA DE LAS VIAS
Empieza a leer la PRIMERA PARTE 👉 leer.la/B078T4DSGV  📚

#Murcialibredemuros #8M #Represiónenlasvias #Murcianasalasvias  #NoalMurodeMurcia #SoterramientoYA

WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.01WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.02 (5)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.02 (4)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.02 (3)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.06 (3)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.06 (2)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.06 (1)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.06WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.05 (5)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.05 (4)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.05 (3)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.05 (2)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.05 (1)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.05WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.04 (1)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.04WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.03WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.02 (2)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.02 (1)WhatsApp Image 2018-03-12 at 12.11.02